Usando el sistema de Leitner para memorizar

Usar tarjetas (flashcards) para el estudio es un método muy conocido y utilizado. Sin embargo, hay muchas más formas de estudiar utilizando tus tarjetas, y en esta entrada quiero compartirte una de ellas.

Me encuentro inscrito en un concurso. ¿El objetivo? Memorizar una cantidad establecida de preguntas junto con sus respuestas, clasificadas por dificultad. Todas las preguntas están relacionadas a la Escritura. Algunas son cortas, mientras que otras son realmente largas, así como sus respuestas. Tengo 30 segundos para contestar, si no lo hago pierdo puntos. 3 respuestas incorrectas y estoy fuera. ¿Suena interesante, divertido y estresante? Lo es.

Todo este concurso está basado en la memorización, y memorizar 538 preguntas junto con sus respuestas no es tarea fácil. He probado diferentes métodos de estudio, algunos con mayor éxito que otros. Sin embargo, he encontrado uno que en lo personal considero mi favorito y que me ha ayudado muchísimo: el sistema de Leitner.

Este método toma su nombre de su creador: Sebastian Leitner. Es un sistema bastante sencillo: las tarjetas se clasifican por niveles de dificultad. ¿Cómo es esto? Trataré de explicarlo de la mejor manera posible:

  1. Tenemos las típicas tarjetas (flashcards) de siempre: pregunta sobre un lado de la tarjetita y su respuesta al dorso (supongamos que tenemos 50).
  2. Organizamos 4 cajitas para guardar nuestras tarjetas:

    a. Una cajita para el mazo inicial de 50 cartas. (Le puedes poner el nombre que quieras. Digamos, para este ejemplo, que se llama simplemente «mazo»)
    b. Grupo 1
    c. Grupo 2
    d. Grupo 3

  3. Tomamos una tarjeta del mazo y si respondemos correctamente la pregunta esa tarjeta irá al Grupo 1.
  4. Por cada respuesta correcta la tarjetita será «promocionada» (o sea, subirá de nivel) al siguiente grupo (Si se llega al Grupo 3, y se sigue respondiendo correctamente, la tarjetita se queda en ese grupo).
  5. Si se falla en una respuesta, entonces la tarjetita debe ser «degradada» (o sea, que baja de nivel) al Grupo 1.

Como sé que a veces las palabras me traicionan, utilizaré algunas imágenes para ilustrar cómo funciona este método:

Funcionamiento del sistema Leitner.

Funcionamiento del sistema Leitner.

 

 

Funcionamiento del sistema Leitner (animación)

Funcionamiento del sistema Leitner (animación)

Una variante del sistema es que, en lugar de devolver siempre las tarjetas al Grupo 1, las devolvamos al grupo previo. Por ejemplo: si tomo una tarjeta del Grupo 3, y la contesto mal, entonces la «degrado» al Grupo 2, no al Grupo 1. Esto es muy útil cuando fallas en la respuesta por un pequeño detalle, ya que devolver siempre al Grupo 1 puede resultar un poco desalentador en ocasiones.

Ahora, el sistema no dicta cada cuánto tiempo debes repasar, esto lo decides tú mismo, aunque en un sitio donde leí recomendaban esto: del tiempo total de estudio, debieras ocupar del 10 al 30% para repaso. O también puedes establecer Grupos clasificados en diario, semanal, mensual, semestral, y de esta manera asegurar que estás seguro de retener lo que has aprendido por mucho tiempo. Otra forma podría ser la siguiente: elegir una cantidad de tarjetas (digamos, 5) al día del Grupo 1; la tarjetitas en el Grupo 2 las repasas cada 3 días y las del Grupo 3 las repasas cada 5 días. Si tomas un tarjetita del Grupo 1 y respondes correctamente, esa tarjetita será promovida al Grupo 2. Si tomas una tarjetita del Grupo 2 y la respondes correctamente, se promueve al Grupo 3. Si se comete un error con las fichas del Grupo 2 ó 3, entonces esa ficha irá al Grupo 1, lo que significa que uno tiene que repasarla más constantemente.

Una chica memorizando frente a una computadora.

Memorizar puede resultar estresante, lo sé.

Este método se enfoca más en las tarjetas que contienen las preguntas más difíciles, pues necesitan un repaso constante (pasarán bastante tiempo en el Grupo 1), mientras que las más fáciles quedan en los grupos que se repasarán más espaciadamente. Uno puede crear tantos grupos como quiera, según sus necesidades y según su propia capacidad. Lo recomendable es empezar con 4 grupos, pero queda en ti experimentar con este sistema.

En lo personal, lo ocupo únicamente para el concurso que acabo de mencionar. Para mis estudios de idiomas (estoy aprendiendo italiano y alemán) utilizo otros métodos, aunque sin duda usar el sistema Leitner beneficiaría mucho a quienes estén en cursos de idiomas, debido a la presión de tiempo y exámenes (repasas porque repasas). Además, hay algunas aplicaciones (que mencionaré más tarde) que utilizan este sistema, y dan muy buenos resultados. Mi favorita es Memory Lifter, que si bien está un poco limitada, me ha ayudado muchísimo a estudiar y mantenerme activo.

No me queda más que animarte a probar este método y ver si te funciona. Como bien sabemos, cada persona tiene su propia forma tanto de memorizar como de estudiar; por tanto, la única manera de comprobar si algo se amolda a nosotros es probándolo. Hazlo y espero que puedas contarme tus experiencias.

¡A memorizar! (y sí, literalmente, me voy a poner a hacerlo 😛 )

css.php
guide guide guide guide guide