Traducciones de la Biblia – Hermenéutica III

” Y púsolas Dios en la expansión de los cielos, para alumbrar sobre la tierra” – Se escucha raro, ¿no? Es casi seguro que no has escuchado a nadie decir “púsolas”; bueno, este fragmento proviene de la biblia Reina-Valera Antigua, una de las tantas traducciones que existen, y de las cuales hablaremos en esta entrada.

Un hombre con libros en diferente idioma

En esta ocasión quisiera plantear una pregunta: queremos estudiar la Biblia, ¿no? Por tanto necesitamos una Biblia para comenzar a estudiarla (lógico, ¿no?). Entonces, la pregunta es: “¿Qué Biblia debo utilizar para estudiar?” La respuesta no es simplemente “una biblia de estudio, por supuesto”. La respuesta va un poco más allá, pues hay un punto importante que debemos detallar.

Introducción a las traducciones

Puesto que esta información es ya sabida por muchos, y de no serlo puede ser consultada con el pastor o con un maestro (en caso de ser estudiante de un Instituto Bíblico), daré sólo un breve resumen:

La Biblia fue escrita originalmente en hebreo y griego, con algunas pocas partes en arameo. Por tanto, si queremos leerla y no sabemos ninguno de esos idiomas, tenemos que recurrir a una traducción. Como este blog está dirigido a personas que hablan español, necesitamos entonces conocer algunas de las traducciones disponibles, pero primero, necesitamos conocer los tipos de traducción.

 

Palabra por palabra

Este tipo de traducción se basa en ir formando las frases tratando de traducir la idea completa palabra por palabra. Con esto se pretende mantener el texto traducido lo más fiel al original posible. La característica, o problema podríamos decir, de esta traducción es que no es muy agradable para leer. El extremo en esta traducción lo encontramos en las versiones “Interlineares”, que son como la que se muestra a continuación:

interlinear

griego

Como se puede ver, no es muy agradable estar leyendo con tantos caracteres raros o desconocidos, aunque estas traducciones pueden ayudarnos a ver qué palabras griegas fueron utilizadas en el texto original. En algunos programas se dan códigos morfológicos (que estudiaremos más tarde), y también números de referencias a concordancia (como la Corcondancia Strong’s, que también estudiaremos más adelante).

 

Pensamiento por pensamiento

También llamadas “traducciones libres”. Este otro tipo de traducción varía en cuanto a su propósito. Lo que se pretende con este tipo de traducciones es que sean más agradables al lector, pero se pierden algunas cosas que el Señor quiere hablarnos o cambian el significado del texto original. Un ejemplo muy claro de este tipo de traducción es la “Traducción en Lengua Actual” (TLA), en la cual puede ser más entendible al lector, pero en muchas ocasiones pierde palabras o expresiones claves que se encuentran en el texto original.

Cabe destacar que, en algunos casos, las convicciones doctrinales del autor entran en juego, por lo cual uno debe ser cuidadoso y tener otra versión para comparar.

 

¿Cuál es la traducción correcta?

Ésta ha de ser una pregunta que muchos se han de hacer. En realidad no se puede decir que hay una traducción correcta. Hay traducciones que son muy fieles al original, pero fallan en algunos casos. Lo más recomendable es tener distintas traducciones porque nos pueden ayudar a entender mejor el significado de un pasaje específico. Ahora, algo muy importante es preguntar a tu pastor o maestro qué traducciones utiliza él, puesto que puedes empezar por utilizar esas. La mejor recomendación, a mi parecer, es ésa: comenzar a utilizar las biblias que tu pastor o maestro utiliza.

 

Un pequeño diagrama sobre traducciones

Quisiera considerar un pequeño diagrama que contiene algunas de las traducciones más conocidas presentadas en una forma en la que se pueda ver en qué posición se encuentran en una escala de “Palabra por palabra” a “Pensamiento por pensamiento”.

                                                                                                                                 Palabra por palabra 

traducciones                                                                                                                                                                                                                                                                                                  Pensamiento por pensamiento

 

 

En este diagrama podemos ver una progresión de versiones, partiendo de las Interlineares (que hay muchas) hasta una de las más conocidas traducciones Pensamiento por Pensamiento. Presento a continuación el nombre de las Biblias representadas, en caso de no ser conocidas:

LBLA: La Biblia de las Américas
AMP: Amplified Version
RV 1785: Reina-Valera 1785
RV 1960: Reina-Valera 1960
NVI: Nueva Versión Internacional
DHH: Dios Habla Hoy

 

Conclusión

En conclusión, necesitamos escoger una Biblia para comenzar nuestro estudio, así que tenemos que decidir qué versión usaremos como base para él. Como ya dijimos, la mejor recomendación es preguntar a tu pastor o maestro sobre qué versión te recomienda para empezar. También conviene recordar que es de gran ayuda tener varias traducciones (o también podemos llamarlas “versiones”) de la Biblia para comparar pasajes, puesto que algunas ayudan a entender mejor el significado de un pasaje específico.

Espero que este artículo haya sido de utilidad. En otra entrada veremos algunos sitios web donde podemos conseguir diferentes traducciones para estudiar utilizando la computadora.

css.php