Suites ofimáticas y procesadores de texto (Parte I)

No hay nada como pluma y papel, ¿verdad? Bueno… no todos pensamos así. En esta entrada hablaré sobre los programas que podemos utilizar para redactar en una computadora.

Ok, comienzas a prepararte para estudiar la Escritura. Te aseguras de tener tu Biblia (si no, ¿qué vas a estudiar?) y al menos una libreta y un lápiz, para hacer anotaciones. Sin embargo, te das cuenta de que también podrías tener todo en tu computadora (sí, sé que en tablets también se puede, pero por el momento no escribiré sobre tablets… ya que me robaron la mía ¬¬). Entonces, te diriges a ella y revisas qué programa te serviría para escribir todo lo que vas a requerir en tu estudio.

Lo más fácil es pensar “Word, por supuesto”; sin embargo, aunque es cierto que es uno de los programas más conocidos para procesar textos, quizás no sólo vas a requerir hacer textos; quizás querrás incluir imágenes junto con el texto, o hacer diagramas, tablas, gráficas, presentaciones, etc. Para ello vas a necesitar de toda una suite ofimática, que te brinde todo el conjunto de aplicaciones necesarias para llevar a cabo todo lo que has planeado para tu estudio.

En esta ocasión quisiera hablar sobre algunas de las suites ofimáticas disponibles en el mercado, así como los procesadores de texto que contienen y que te pueden facilitar la toma de notas, así como la creación de bosquejos y todo lo que uno pueda imaginar con texto.

Advierto que este post será un poco largo, así que ruego tu paciencia (aunque puedes volver después para terminar de leerlo). Antes de presentar las diferentes opciones disponibles, quisieraexplicar qué es una suite ofimática y qué es un procesador de texto.

Nota: los procesadores de textos independientes serán presentados en otro post para aligerar la lectura.

Definición de suite “ofimática”

Una suite ofimática es un conjunto o recopilación de diferentes programas (o “aplicaciones”) utilizados para crear diferentes tipos de documentos, así como para modificarlos, organizarlos y hacer otras tareas como imprimirlos o convertirlos a diferentes formatos. La ventaja que ofrece una suite ofimática es que al ser un conjunto de programassu precio es más bajo que estar comprando cada programa por separado.

Las principales aplicaciones de una suite ofimática son: un procesador de texto, un programa para crear hojas de cálculo y un programa para crear presentaciones utilizando diapositivas. Algunas suites ofrecen programas para la creación de bases de datos, o para la creación de folletos, volantes o información para marketing; también puede haber programas para crear diagramas o formularios. En conclusión, una suite ofimática provee de muchas herramientas para distintos fines.

Definición de “procesador de texto”

Un procesador de texto es un programa destinado a la creación y modificación de documentos escritos. En cierta forma, es un reemplazo a la máquina de escribir, puesto que ofrece muchas más posibilidades que ésta. Por ejemplo, en un procesador de textos podemos utilizar muchos tipos de letras (o “fuentes”), así como diferentes colores y distintos formatos de párrafo. Permite incluir imágenes junto con el texto y además los archivos finales pueden guardarse en muchos distintos formatos para ser leídos en diferentes programas y dispositivos.

Algo que es muy notable es que los procesadores de texto cuentan con diccionarios y correctores ortográficos, así como tesauros y otras herramientas que ayudan en la redacción.

Un procesador de texto va más allá que la simple toma de notas, pues algunos tienen herramientas potentes con las cuales se pueden crear hasta libros. En conclusión, un procesador de texto es necesario para crear documentos escritos por computadora.


 

Después de esta introducción a suites ofimáticas y procesadores de texto, presentaré sólo algunas de las diferentes opciones que tenemos a nuestra disposición. Daré una pequeña reseña de cada una, y también especificaré si son de pago o gratuitas. Mencionaré también qué procesador de texto tiene, ya que para muchos será quizás la herramienta más indispensable.

Suites ofimáticas

office-2013Microsoft Office

Quizás la suite ofimática más conocida del mercado. Todos la conocemos, la mayoría la utilizamos. Es una suite muy potente y muy completa. Posee diferentes versiones que se adaptan a diferentes usuarios, por ejemplo:

  • Edición Hogar y Estudiantes. Como su nombre lo dice, ideal para este tipo de usuarios. Contiene menos programas, pero todo lo necesario para el estudio y el hogar.
  • Edición Hogar y Pequeña Empresa. Sirve tanto para el hogar como para un pequeño negocio.
  • Edición Profesional. Contiene todos los programas necesarios para una gran empresa. No muy recomendable para usuarios que no vayan a necesitar bases de datos o publicaciones a nivel profesional.

Esta suite es la que incorpora el famosísimo procesador de textos “Word” y guarda sus archivos con la extensión “.docx”. No hay mucho más que decir de él de lo que ya ustedes conocerán, a excepción de que se puede hacer mucho más con él que lo que la mayoría de usuarios hace.

Cabe decir que una licencia de Office cuesta alrededor de $139.99 USD en su versión “Hogar y Estudiantes” (la más básica), lo que para muchos podrían resultar en fuerte desembolso de dinero. Una versión con mayores prestaciones puede llegar a costar hasta $399.99 USD, lo cual, al adquirir un equipo nuevo, puede aumentar bastante el costo final. También hhay una versión llamada “Office Online”, gratuita, pero más limitada

Sin embargo, Microsoft dispone de actualmente de “Microsoft Office 365”, qué es un servicio por suscripción mensual o anual (con un pequeño ahorro si se paga de manera anual). Su costo va desde los $6.99 USD hasta los $9.99 USD para usuarios básicos. Pudiera parecer extraño tener que estar pagando por usar Office mensualmente, pero la gran ventaja es que si sale una nueva versión, la actualización no tiene ningún costo. Mientras que si compras una licencia, por ejemplo, de Office 2013 y luego sale la 2016, tienes que pagar nuevamente todo el costo de la licencia. Cada uno puede sopesar qué forma de pago le conviene más, y esto es bueno porque ganamos los usuarios al tener más opciones.

Para alegría de los usuarios de sistemas operativos Mac, MS Office también ofrece una versión para OS X. Conviene comparar las distintas versiones para comprobar cuál se ajusta más al bolsillo de uno.

Web del autor: http://office.microsoft.com/es-es/

Office Online: https://office.live.com

P.D: Sí, la imagen de que encabeza esta entrada pertenece a MS Word 😉

 

OpenOffice

Esta suite ofimática es muy conocida también. Se trata de una suite ofimática de código abierto (espero explicar esto más tarde en otro post), además de ser gratuita. Contiene la mayoría de programas que se encuentran en una suite ofimática. Es muy potente y versátil. Es conocida como una de las mejores alternativas a Microsoft Office. Rápida, gratuita y potente; cualidades que la convierten en una gran opción. Su procesador de textos se llama “Writer” y contiene todas las herramientas que el usuario común utiliza. Este procesador guarda sus archivos en formato “.odt”, pero Word puede abrirlos también.

Tenemos que ser honestos: la interfaz (apariencia del programa) de OpenOffice difiere bastante de la de Microsoft Office, y seguramente a muchos no les gustará. Por poner un ejemplo, la interfaz de Word 2007/2010/2013 le parece atractiva a muchos, mientras que la de Writer se parece mucho a la de Word 2003. Es más clásica, pero la funcionalidad es muy buena.

Funciona en Windows, Mac y Linux.

Web del autor: http://es.openoffice.org/

 

LibreOffice

Seguramente este nombre suena familiar a la suite arriba mencionada, pero ¿cuál es la diferencia entre OpenOffice y LibreOffice? Bueno, un poco de historia: OpenOffice fue adquirida por la compañía Oracle, pero debido a que los desarrolladores de OpenOffice no estaba muy de acuerdo con la compra, renunciaron y crearon LibreOffice, utilizando el mismo código de OpenOffice (el código libre permite hacer esto, y por eso esta suite no es ilegal). Así que a primera vista LibreOffice podría parecer un clon de OpenOffice, pero no lo es.

Esta suite está tomando un camino diferente y está avanzando rápido. Contiene las mismas herramientas que OpenOffice, por lo que su procesador de texto también se llama “Writer” , aunque su interfaz ha cambiado respecto a OpenOffice (hace muy poco que tuvieron un gran salto en cuanto a interfez, mucho más limpia y atractiva ahora); también guarda sus documentos en formato “.odt”. Algo importante es que también es gratuita.

Funciona en Windows, Mac y Linux.

Web del autor: http://es.libreoffice.org/

 

Pages, Numbers & Keynote

Estas tres aplicaciones antes eran conocidas como “iWork” (todavía se les sigue llamadno así; aunque por lo general, se menciona más iWork for iCloud, y para aplicaciones de escritorio, se menciona una por una). Sus versiones de escritorio son exclusivas para los usuarios de Mac OS X. Es un conjunto de aplicaciones más dirigido al usuario doméstico (aunque hay quien lo ocupa en el ámbito profesional también), por tanto, no es directamente un rival de la versión de Office para Mac. Es una muy buena alternativa, pues sus programas son sencillos de usar y a la vez son potentes.

Su procesador de texto se llama “Pages”, y es bastante potente y estéticamente muy agradable. Permite abrir y guardar archivos de MS Word y de Open y Libre Office. Esta suite generalmente viene instalada ya al comprar un equipo nuevo. Tiene también una versión para iOS (sistema operativo de los iPhones y iPads) disponible también. Además, desde el año pasado, Apple abrió la posibilidad de usar estas herramientas vía web, utilizado la www.icloud.com (siempre y cuando se esté registrado con una cuenta de Apple), por lo cual se pueden utilizar también desde Windows y Linux.

Web del autor: http://www.apple.com/es/iwork/

 

Google Docs

Google Docs es una suite ofimática on-line. Contiene un procesador de textos, hoja de cálculo, programa de presentaciones y editor de formularios. Puede utilizarse sin conexión a internet, pero sólo para ver documentos, ya que para editarlos es necesario estar conectado a internet. Funciona con una cuenta de Google, así que los usuarios de Gmail pueden hacer libre uso de esta herramienta. Conviene mucho para personas que comparten mucha información, por ejemplo, estudiantes. Facilita también la colaboración entre diferentes usuarios, por lo que varios usuarios pueden modificar un mismo archivo.

Esta suite permite guardar los documentos en extensiones “.doc”, “.odt” , por lo cual se pueden editar textos mientras uno no está en su computadora, guardarlos, y luego bajarlos ya en su propia computadora como un archivo de Word u OpenOffice o Libre Office cualquiera. El gran “PERO” es que no permite leer archivos de Word u Open y LIbreOffice. Recomendable sólo para cosas muy básicas.

Web del autor: http://www.google.com/google-d-s/hpp/hpp_es.html

 

¿Gratuito o de pago?

Creo que cada uno tiene la oportunidad de decidir qué conjunto de programas utilizar. Una de las ventajas actuales es la gran cantidad de aplicaciones para elegir, pues cada uno puede saber qué le conviene a su bolsillo. Muchas personas utilizan Microsoft Office “pirateado”, porque es lo que ya conocen y lo instalan en casi cualquier lado; algunas personas prefieren no apoyar la piratería, y por eso utilizan alternativas libres y gratuitas, como el caso de Open y LibreOffice. En fin, hay diferentes opciones para todos los gustos. ¡Elige la que mejor se acomode a tus necesidades!


Si has leído hasta aquí, ¡mil gracias! Por ahora hemos cubierto algunas de las suite ofimáticas más conocidas. Hay muchas otras, pero quisiera compartir estas porque son las que tienen más usuarios, y de las que más se podría encontrar ayuda y soporte en el caso de ser necesario. Espero que este post haya sido útil y que puedas encontrar la suite que más se amolde a tus necesidades.

¡Feliz redacción!

css.php