Recuperar un celular mojado: el milagro del arroz

¿Alguna vez se te ha caído un celular al agua? Si te pasado como a mí, en esta entrada quiero compartirte un sencillo truco que me enseñaron mis amigos: utilizar el arroz para revivirlo.

Después de siglos de no pasar por aquí por varios motivos hoy estoy ansioso por terminar de escribir esta entrada, pues trata sobre algo que me ha parecido muy chistoso a la vez que sorprendente: el poder recuperar un celular mojado no de mano de un técnico, sino de unos personajes un tanto curiosos – los granos de arroz.

El sábado fue un día lluvioso aquí en mi ciudad, y mientras hacía mi trabajo mi celular brincó de la nada desde el bolsillo de mi pantalón para estamparse cual kamikaze contra el suelo. Debido a la lluvia, y a un desnivel que casualmente (¬¬) estaba allí, el celular se deslizó hasta caer de lleno a la orilla de la acerca, que estaba inundada. Sin más ni menos tomé de prisa mi celular (que es una tortug… digo, un iPhone 4S ¬¬) y lo apagué. Cuál fue mi sorpresa que al tratar de encenderlo éste no respondía, ¡me había quedado sin celular! Dentro de mi panteón personal de celulares se encuentran un Nexus 5 que actualmente está en reparación, y un Lumia 930, cuya pantalla ya pasó a mejor vida. Creí que tendría que hacer una nueva sepultura para el iPhone, pero unos amigos me dieron un consejo: poner el celular en arroz.

un iPhone con la pantalla rota

Así quedó mi pobre iPhone después de su estrepitosa caída.

iPhone puesto en arroz

Mi celular tomando un baño de arroz.

¿En arroz? ¡Qué cosa tan rara! Como no me quedaba otra más que probar (además de que me mataba la curiosidad de ver si era mito o verdad) decidí tomar un kilo de arroz y meter el celular allí. Estaba en un frasco hermético, bien sellado. Eso fue el día de ayer -domingo- como a las 6 de la tarde. Hace unos momentos decidí que era tiempo de ver si había resultado o no el experimento… ¡y vaya que sí! Puse a cargar el celular e inmediatamente se encendió la pantalla, y al momento de escribir estas líneas mi celular está funcionando como si nada hubiera pasado. Eso sí, el cristal roto no se lo quita nadie, pero al menos funcionará hasta que me entreguen el Nexus, que será el celular que usaré hasta que pueda adquirir un nuevo Lumia, porque sí, me gustan los Lumias. 😛

iPhone roto funcionando

It’s back to life! =P

Creo que a través de esta experiencia surge un consejito que puedo dar: si tu celular se te cae al agua haz lo siguiente:

  • Consigue arroz. La cantidad dependerá del tamaño de tu dispositivo.
  • Quita la tarjeta SIM, de ser posible, la batería. Si tienes un iPhone u otros dispositivos unibody… olvídate de retirar la batería, a menos que seas un técnico experto en reparaciones, o un aventurero.
  • Pon unos dos granitos en la entrada de los audífonos.
  • Coloca el dispositivo en un frasco hermético. Déjalo en un lugar fresco y seco.
  • Espera un día. Mínimo, digo yo.
  • Obvio, después de un día, revisa tu dispositivo. 😛

Cabe decir que no sé si mi celular continuará operando de formal normal o morirá algún día de estos, pero lo cierto es que el hecho de haber podido recuperar un celular mojado que estaba destinado a quedar de pisapapeles ha sido una anécdota, cuando menos, curiosa y en la cual uno se puede dar cuenta que a veces la sabiduría popular sí funciona. ¡Si algo pasa más adelante se los haré saber!

 

 

Aclaración: no me eches la culpa si tu celular no revive después de haberlo puesto en arroz, ¡no es un método infalible! 😛

css.php
guide guide guide guide guide