¿Me conviene utilizar servicios por suscripción?

¿Suscripción o licencia perpetua? ¿Cuál me conviene más? En esta entrada escribiré mi opinión sobre si conviene o no tener servicios por suscripción.

Si algún día me hubieran dicho que acabaría pagando varias suscripciones a diferentes servicios creo que no me lo hubiera creído. Antes, tener un programa significaba desembolsar algo de dinero para adquirirlo… o piratearlo, siendo honestos. Conseguir una licencia de Microsoft Office, Autocad o algún editor de video se convertía en la titánica tarea de juntar una buena cantidad de dinero e invertirla en software, o en su caso, conseguir que el disco comprado en la fayuca funcionara adecuadamente.

Discos "piratas"

Sí, lo acepto. Alguna vez llegué a visitar un sitio así.

Además de software, la compra de películas o discos para escuchar música incrementaban el gasto relacionado con entretenimiento. Recuerdo que mi papá en ocasiones compraba un CD para escuchar una sola canción… una inversión no muy buena, pero que a fin de cuenta satisfacía sus necesidades (aclaro que mi padre no asiste a la iglesia, ojo). Si sumara la cantidad de discos en la biblioteca musical de mi papá más la cantidad de películas en VHS que compró, más la cantidad de programas que teníamos… ¡uf! La cuenta se haría extensa, pues varios miles de pesos estarían involucrados.

Ahora, actualmente la gente sigue comprando CDs o DVDs para oír música, ver películas o instalar programas; sin embargo, la tendencia está yéndose hacia los modelos de suscripción. Estoy seguro que has oído hablar de servicios como Office 365, Netflix, Spotify, Google Music, Apple Music, Dropbox, entre otros. Cada uno de estos servicios ofrece un modelo en el cual pagas una módica cantidad mensual (en dólares, casi siempre) y el servicio se te ofrece durante el tiempo que permanezcas suscrito a dicho modelo. Suena bien, ¿no? Bueno, si bien es cierto que últimamente utilizar uno de estos servicios es algo común considero necesario hacer un pequeño análisis para saber cuánto realmente invierte uno en productos de esta clase.

Un pequeño análisis de costos

Algunos de los servicios basados en suscripción que más se utilizan son:

Office 365 Hogar – $135

Netflix – $130

Spotify Premium – $150 (cuenta familiar compartida)

Estos servicios son muy comunes entre mis alumnos y personas que conozco. Las ventajas principales de Netflix y Spotify es el gran catálogo del que disponen, mientras que la de Office 365 es que puedes tener la última versión del software siempre disponible. Es por esto que a muchas personas se les hace atractivo pagar por utilizarlos pero, si vemos costos, la cuenta mensual sería de $415 MXN, que como dirían los españoles “no es moco de pavo“.

En casa y en el trabajo una vez se mantuvieron estas suscripciones, aunadas al hosting (almacenamiento en línea) para la página web de nuestro negocio y la mensualidad de Treehouse, un sitio para aprender sobre tecnologías web. Los costos al mes eran:

  • Office 365 Hogar – $135
  • Netflix – $110
  • Spotify Premium – $99
  • Hosting mensual: $200
  • Treehouse Gold (la suscripción más cara): $735

$1279 pesos que se iban cada mes en el pago de suscripciones. Si le añadimos la luz, el agua, el teléfono, las rentas de los celulares… la cosa se nos iba para arriba y en verdad las suscripciones pesaban mucho. ¿Valdría la pena seguir pagando estas suscripciones? Bueno, para algunos sí, y para otros no. En nuestro caso, mi papá continúa utilizando Netflix y Spotify, mientras que yo me encargo de pagar el hosting mensual y la suscripción a Office 365. El hosting no podemos dejar de pagarlo, pues perdería el blog y las demás páginas que alojo allí, y la de Office 365 nos sirve para la Surface y también la comparto con mi cuñado, así que seguimos manteniendo esas activas. La de Treehouse no la ocupo por el momento, pero cuando tenga necesidad pagaré sólo un mes, y aprenderé lo más que pueda.

Office 2016 vs Suscripción a Office 365

Office vs Suscripción a Office 365

Para ser justos en las comparaciones, quisiera que viéramos un caso con los precios de Office. Es más que necesario contar con una suite ofimática y, si es legalmente adquirida, aún mejor. Si quieres algo gratuito te recomiendo leer esta entrada, donde te cuento acerca de algunas suites gratuitas y más que suficientes para el usuario promedio. Pero siendo honestos, mucha gente todavía quiere Word a fuerza, así que por eso esta comparación:

  • Office 2016 Hogar y Negocios (licencia para 1 PC): $6799 MXN
  • Office 365 Hogar (licencia para 5 PCs, más 2 dispositivos móviles): $135 MXN mensuales

Si suponemos que cada 3 años (36 meses) hay una versión nueva de Office, entonces tendríamos que hacer el cálculo para saber cuánto nos cuesta al mes mantener una licencia para 1PC, y cuánto nos saldría pagar por Office 365 después de esos 3 años:

  • Office Hogar y Negocios: $6799 / 36 = $188.86 pesos al mes
  • Office 365: $135 x 36 = $4860

Desde esta perspectiva, Office 365 sale ganando. Menor costo, y siempre tendremos la última versión disponible del software. ¿Sus desventajas? Requiere que te conectes a internet mínimo cada 30 días para supervisar que tu licencia siga activa, además de que en sí el software no te pertenece y una vez que des por finalizada tu suscripción no tendrás más Office.

Por otro lado, la versión 2016 tiene un costo inicial algo elevado, lo cual desanimaría a muchas personas, además de que no cuenta con los agregados de Office 365. Sin embargo, tiene como ventajas que dispones de una licencia perpetua del software, pudiendo instalarlo cuando quieras y donde quieras (en una sola PC , eso sí), y no tienes que estar conectado a internet. Hoy en día mucha gente sigue utilizando Office 2007 o 2010, e incluso Office 97 y 2003 debido a que sus computadoras siguen funcionando de manera normal y con las herramientas que tienen les sobra.

Por tanto, ¿vale la pena pagar por Office 365? Si siempre dispones de internet y tienes varias computadoras, creo que sí. Si lo quieres es llevártelo a lugares sin internet y no te molesta no tener la última versión siempre, creo que no. Esta comparación puede servirte para después comparar otros servicios como música y video on demand, entre otros.

Conclusión

¿Convienen las suscripciones? Creo que la respuesta sería el famoso “depende”. Si necesitas el servicio y estás consciente del costo mensual o anual, adelante. Por el contrario, si la relación costo-beneficio no es positiva te recomendaría que mejor no tengas ninguna suscripción que no vayas a utilizar por un buen tiempo, te ahorrarás bastante. Por mi parte te recomendaría utilizar el mes de prueba que muchos servicios brindan para que tengas una idea acerca del servicio y ver si te va a servir o no.

Y tú, ¿tienes algunas suscripciones activas?